Random Thinking. Quedaos con ese nombre

Random Thinking. Quedaos con ese nombre. Hablamos con los hermanos Aurora y Ángel Pérez, naturales de Cádiz, sobre sus raíces, sus influencias… Pero, sobre todo, sobre su nuevo álbum, homónimo, publicado hace unos meses y presentado el pasado 26 de noviembre en la sala Barco (Madrid). Su sonido, con tintes folk, blues, rock… lo convierten en una apuesta con mucha personalidad que, en los días que corren, seguro dará mucho que hablar. Random Thinking. Quedaos con ese nombre.

 

¿Por qué Random Thinking? ¿Cómo surgió este nombre?
“Random Thinking” es una expresión anglosajona que siempre nos ha gustado. Significa sentarse y dejar que los pensamientos fluyan por tu cabeza y se asienten de forma natural, sin prejuicios ni clichés. Nos gusta porque va con nuestra forma de ser y nuestra música. Implica libertad creativa, independencia, hacer lo que te apetece cuando te apetece.

¿Cuándo empezáis a interesaros por la música y por qué? ¿De pequeños jugabais y soñabais con formar un grupo, como ahora tenéis?
Empezamos a interesarnos por la música desde muy pequeños. Nuestro padre tenía una amplia colección de vinilos y ponía música todo el día. Empezamos a estudiar guitarra clásica y poco después a experimentar y componer temas propios. La verdad es que sí, siempre hemos soñado con ser una banda, grabar un disco y tocar en directo para la gente.

¿Cómo os surge la posibilidad de grabar este LP?
Grabamos un primer EP en agosto de 2013 con seis canciones acústicas en directo. Casi un año después decidimos grabar nuestro primer disco, que seguimos presentando y que nos está dando muchas alegrías. La posibilidad surgió de nosotros mismos después de mucho trabajo, ya que el disco es autoproducido y autoeditado. Quisimos grabarlo en directo y tuvimos el placer además de poder contar con grandes profesionales.

Escuchamos tintes folk y blues en vuestra música, pero ¿cuáles son vuestras principales influencias? Poned nombres y apellidos. 🙂
La verdad es que somos eclécticos por naturaleza. A nuestro padre le gustaba mucho la música y tenía de todo: clásico, zarzuela, flamenco… y una estupenda colección de vinilos (que todavía tenemos) de bandas y solistas ingleses y americanos. Beatles, Rolling Stones, Eagles, Bob Dylan, Joan Baez, Joni Mitchell, Carole King, Cat Stevens, Pink Floyd… Partiendo de ahí, hemos escuchado muchas más cosas, así que tenemos referencias bastante amplias: desde Bjork, Tori Amos, The Gathering, Fleetwood Mac, Yes, Cocteau Twins, Sade, Paul Carrack, Marillion, Diana Krall, Noa… hasta Lucinda Williams, America, Mark Knopfler, Bonnie Raitt, Sheryl Crow, Allman Brothers, Led Zeppelin, Eric Clapton, Chet Atkins o Deep Purple.

Escuchamos The woman dressed in black y por el título no podemos evitar acordarnos de la canción de The Beatles “She’s dressed in black”, aunque musicalmente no tenga nada que ver, ¿es un guiño a los cuatro de Liverpool? ¿Tienen ellos influencia en vuestra música?
(Risas). La verdad es que no lo habíamos pensado, no ha sido intencionado, la similitud con el título del tema de The Beatles es una casualidad. En cualquier caso, los 4 de Liverpool son por supuesto una influencia en nuestra música. Nunca nos cansamos de oírlos.

¿Cómo fue la presentación de vuestro LP el pasado jueves 26 de noviembre en la sala Barco?
La presentación en la Sala Barco fue increíble. Lo pasamos genial, como no podía ser de otra manera. El público nos llenó de calor y estuvimos en directo por primera vez con toda la banda completa. Un subidón de adrenalina de los que no se olvidan y, además, una fecha con mucho significado para nosotros por ser la presentación oficial en Madrid de nuestro trabajo, después de casi un año de recorrido.

¿Dónde más vais a estar presentando el LP?
Vamos a seguir tocando mucho en estos meses. La próxima fecha que tenemos es:
19 de Febrero: Teatro Moderno de Chiclana (Banda completa. Chiclana, Cádiz)

Si no fuerais músicos, ¿a qué os dedicaríais? ¿Trabajaríais también juntos en otra cosa?
Pues si no fuéramos músicos, probablemente nos dedicaríamos a nuestras respectivas profesiones científicas: yo (Aurora) soy licenciada en Química y he ejercido como tal hasta hace muy poco y Ángel es ingeniero y, a día de hoy, compagina ambos trabajos.

¿Cómo se llevan las diferencias de criterio entre hermanos?
En general, bien. Es cierto que a veces somos muy críticos porque conoces muy bien al otro, pero al final todo se reduce a lo bien que te lleves y a la capacidad de discutir sin pelear, tratando de sacar siempre cosas positivas y una buena carcajada al final. El humor es fundamental en todos los aspectos de la vida.

¿Cuáles son vuestros planes a medio plazo?
Nuestros planes pasan por seguir tocando y creciendo como banda. Además, no paramos quietos y nunca dejamos de componer. Es muy posible que para 2016 estemos grabando temas nuevos para el próximo trabajo.

Random Thinking

 

Y no podíamos dejar que los hermanos se fueran tan campantes sin ser otras víctimas más de nuestro Krinki-cuestionario:

¿Cuál es el sitio más raro donde habéis compuesto una canción?
En clase cuando estábamos estudiando, la cabeza vuela y empiezas a hacer melodías y letras.

¿Qué es lo más gracioso que os ha pasado en un concierto?
Yo (Ángel) suelo tocar sentado. En un garito no tenían silla sin brazos y acabé tocando sentado encima de una mesa baja de copas. Fue raro, pero funcionó.

¿Cuántas prendas de ropa interior os han tirado mientras actuabais?
De momento ninguna (risas).

¿Qué música lleváis en los cascos/coche?
Ahora mismo, llevo dos discos en el coche (Ángel): Acoustic Planet, de Criag Chaquico y Rattle that lock, de David Gilmour.
Yo (Aurora) llevo ahora mismo el nuevo de Nerina Pallot, The sound and the fury y Blue Views, de Paul Carrack.

¿Qué os gustaría escuchar en el hilo musical del supermercado, mientras hacéis la compra?
Layla, del MTV Umplugged de Eric Clapton, por ejemplo, estaría bien.

¿A qué película os gustaría haberle puesto la banda sonora?
A El Padrino, de Francis Ford Coppola, y a Casi Famosos, de Cameron Crowe.

El logro profesional que más ilusión os ha hecho.
Grabar nuestro primer LP, primero, y poder presentarlo como lo hicimos el día 26, con toda la pasión y con una banda de músicos formidables.

¿Qué os dijo vuestra familia cuando les dijisteis aquello de «Mamá/Papá, queremos ser artistas…»?
Que lo hiciéramos, pero que antes nos buscáramos algo que nos diera de comer seguro.

Manías antes de salir a tocar.
Afinar, afinar y afinar.

¿A quién os gustaría que le hiciésemos esta entrevista? Nominamos a…
Anaut.

¿Cuál fue el primer concierto al que asististeis?
Ángel: Manolo García en el Estadio de la Bazán (San Fernando, Cádiz).
Aurora: Bon Jovi en La Peineta (Madrid).

Una canción para bailar.
Cosmic Girl, de Jamiroquai.

 

Una canción para hacer el amor.
Wonderful Tonight, de Eric Clapton.

 

Una canción para llorar.
Blue, de Joni Mitchell y Waly waly, cantado por Eva Cassidy.

 

Si pudierais meteros en una máquina del tiempo, ¿a qué época os gustaría viajar?
A los 70.

Cosas que nunca se le deberían decir a un músico.
Que su guitarra no mola.

Vuestro rincón (confesable) favorito de Madrid.
El barrio de Chamberí y la chocolatería Siglo XXI.

Lanzad una pregunta a nuestro próximo entrevistado.
¿Cuál es la canción que más te gusta versionar?
Funambulista pregunta: ¿Qué influencia tiene la copla en vuestra música?
Probablemente ninguna.

¿Cuál es el último concierto en el que habéis estado?
La Vargas Blues Band, en el Teatro Moderno de Chiclana.

¿Qué os gustaría que os hubiéramos preguntado?
No sobra ni falta nada (risas).

¿Me sigues?

Beli

Periodista melómana, blogger, ortogramaniática. Amante de los viajes, los conciertos y, sobre todo, los viajes con conciertos. Libra, zurda, Beatlemaniac y Ravenclaw. En ocasiones hago webs. Llevo la sonrisa puesta por defecto.
¿Me sigues?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *