Diego García: «Siento que tengo un compromiso importante con cada uno de mis mecenas»

En esta época difícil que vivimos, lo es cumplir sueños y aún más cuando éstos conllevan una inversión monetaria. Es por eso que en los últimos años han cobrado una importante repercusión los proyectos basados en el micromecenazgo. Gracias a la aportación de capital de muchas personas que adquieren bienes y/o servicios por adelantado, se puede lograr la cantidad requerida para llevar a cabo el proyecto soñado. La idea principal que subyace es la de la colaboración y la solidaridad: dividir lo que sería un gran esfuerzo para unas pocas personas en pequeños esfuerzos para muchas. Es el caso de Diego García, cuyo sueño es grabar un disco y que ahora pide nuestra colaboración para hacerlo realidad. Y como estamos en una época muy difícil, sí, pero también muy especial (las Navidades), ¿por qué no apoyar la música y los sueños? Estuvimos con él para que nos contara un poco más de lo que se trae entre manos; y también se sometió a nuestro ya famoso Krinki-Cuestionario. Aquí están sus respuestas:

Texto: Beli Jiménez / Imágenes: Raquel García & Belén Jiménez

 

Entrevista-Diego Garia 010

¿Por qué es éste el momento de sacar un disco propio? ¿Ha sido una decisión reciente o hacía tiempo que tenías ganas?
Tenía muchas ganas desde hace tiempo, lo difícil fue decidirse. Es un paso importante, ya que recae todo el peso sobre mí, todas las decisiones, pero la verdad es que lo que más me anima es escuchar las canciones, creo que son muy buenas. El momento es el que es, no es el mejor para la industria de la música, pero a nivel personal es uno de mis mejores momentos y creo que tengo hecho un trabajo que sería una pena abandonar en un cajón.

 

¿Por qué te has decidido por el micromecenazgo como método de financiación de tu proyecto?
Lo entiendo como una buena forma de valorar el interés por tu trabajo. Lo malo es que hay quien lo entiende como el que pide limosna o como si estuviera atracándoles, por eso hice esa parodia en el vídeo de la campaña.
También creo que es interesante tratar de concienciar a la gente, que se den cuenta de lo que vale sacar cualquier proyecto adelante, y que cuando se escucha un disco hay mucho trabajo y esfuerzo detrás.

¿Qué puedes contarnos de las canciones que formarán tu (esperemos) futuro disco? 
Trabajo día y noche con ellas, estoy comenzando a hacer conciertos acústicos y con una pequeña banda, y la verdad es que estoy contento con la aceptación que están teniendo. Y seguimos dando forma, definiendo detalles, estoy aprendiendo a moverme en nuevos terrenos, a valorar cada frase que salga de mi boca. Es curioso porque he comenzado defendiendo las canciones en pequeños locales con apenas una guitarrla acústica y apoyando alguna melodía con la armónica, y el disco tendrá batería, bajo, guitarras eléctricas, teclas, percusión…

¿Sabes ya dónde vas a grabar el disco?
Grabaré, como no podía ser de otra manera, en Rock Palace Studio, donde me siento cómodo y a gusto. Siento que tengo un compromiso importante con cada uno de mis mecenas y sólo pienso en superar sus expectativas.

Entrevista-Diego Garia 012

Tienes grabadas muchas demos como posibles candidatas a estar en est
e disco. ¿Ves difícil el momento de sentarte a elegir cuáles entrarán y cuáles se quedarán fuera? ¿Qué criterios sigues para discernir unas de otras?
Es un proceso largo, he ido haciendo cribas. Ahora que ya se acerca el momento de entrar a grabar, estoy ultimando el tracklist. Ciertamente, es una tarea complicada. He dejado fuera canciones muy buenas, o por lo menos para mí… (Risas).
El criterio que he utilizado, básicamente, es la relación de las canciones entre sí, hacer una buena colección de canciones. Podría meter más, pero, realmente, lo que quiero decir, el mensaje que quiero mandar, queda claro en esta selección. Creo que están todos los que tienen que salir en la foto.

¿Va a haber alguna colaboración en tu disco? ¿Alguien con quien quizás hayas compartido escenario y con quien ahora quieras compartir tu propio proyecto?
Partiendo de la base de que es un proyecto personal (sale con el nombre de Diego García), todos los que participarán en la grabación ya cuentan como colaboradores de lujo. Por supuesto, tengo planes de liar a algunos amigos que no me acompañarán en directo, que tienen sus discos en solitario o que son músicos de otros proyectos o artistas, pero tenemos que ver las agendas y la disponibilidad de ellos.

Si fueras mecenas de tu propio proyecto, ¿qué recompensa escogerías y por qué?
Yo, que soy de Madrid, pillaría «Cara a cara: Descarga digital anticipada + CD en formato físico + camiseta exclusiva + agradecimiento en los créditos + entrada concierto presentación (Madrid)».
Lo tiene todo y es muy asequible. Tenemos recompensas de todo tipo. Entiendo que la gente anda muy justa de dinero, por eso, hay recompensas partir de 5€. También me parece interesante juntarte con unos amigos y montarte una fiesta en tu casa con un concierto acústico o, si se les ocurre cualquier cosa, también lo pueden transmitir.

 

Entrevista-Diego Garia 005


Krinki-Cuestionario:

¿Cuál es el sitio más raro donde has compuesto una canción?
En el patio de un albergue cristiano en Amsterdam… ¿Qué hacía yo allí? Ésa es otra historia.

¿Qué es lo más gracioso que te ha pasado en un concierto?
Cuando me gritan «guapo» y cosas así me hace mucha gracia… En las fiestas patronales existe la figura del espontáneo y suelen suceder cosas inesperadas; no son momentos divertidos, pero quedan en el recuerdo con gracia y simpatía.

¿Cuántas prendas de ropa interior te han tirado mientras actuabas?
Un par de veces me han tirado sujetadores. Una de ellas (la primera), recuerdo que me hizo mucha ilusión; lo malo fue que, al terminar la actuación, vino una amiga y me lo pidió; era suyo… Rompió la magia del momento. ¡que desilusión! (Risas).

¿Qué música llevas en tus cascos/coche?
Debido al alto volumen de ensayos, conciertos, etc. y la cantidad de vatios que pasan por mis oídos, escucho música más tranquila de la que se presupone por mi aspecto. Me encantan Neil Young, Nick Cave o Wilco. Más rarunos: Blackie & the rodeo Kings o Ash Groundwald. Por supuesto, no dejo de lado la música española, que la hay muy buena: el disco de Gatoperro es muy entretenido, el último EP de Alfa es muy bueno… O los nuevos clásicos… José Igancio Lapido, Nacho Vegas, Los Rodríguez…

¿Qué te gustaría escuchar en el hilo musical del supermercado, mientras haces la compra?
Mi disco… (Risas).
No sé, es lo más parecido a ir a la guerra. Algo de Wagner o alguna marcha militar. También sería divertido ver la escena de un súper lleno y que sonara Pantera a todo volumen.

¿A qué película te gustaría haberle puesto la banda sonora?
Uf ¡qué difícil! Barfly, 1987

El logro profesional que más ilusión te ha hecho.
Está por llegar, porque soy un tipo ambicioso que siempre quiere más… Pero, ciertamente, hacer canciones y darte cuenta de que hay gente que las hace suyas y las acoge es una sensación indescriptible y te das cuenta de por qué, un día, decides meterte en todo esto.

¿Qué te dijo tu familia cuando les dijiste aquello de «Mamá/Papá, quiero ser artista»?
Al contrario que a otros compañeros, yo siempre he recibido el apoyo de mi entorno familiar y de mis amigos más cercanos, incluso cuando he tenido momentos bajos. Son los que, de un modo u otro, me han apoyado. También es cierto que siempre me he sacado las castañas del fuego y me he buscado la vida.

Manías antes de salir a tocar.
Estirar como si fuera a correr una maratón, echar un trago, un poco de humo, respirar y si me pongo un poco nervioso, suelo pensar en que soy un tipo afortunado por tener la profesión que tengo y que tengo el deber y la obligación de pasármelo bien.

¿A quién te gustaría que hiciésemos esta entrevista? Nomino a…
Creo que Pablo Galiano es uno de los grandes valores de la música española y no se le presta la atención que merece.

¿Cuál fue el primer concierto al que asististe?
El 20 de noviembre de 1999, con 14 años fui a La Riviera a ver a Andrés Calamaro presentando su Honestidad Brutal. Aquel día tuve una revelación.

Una canción para bailar.
Bootleg, de Creedence Clearwater Revival

Una canción para hacer el amor.
Use me, de Bill Withers

Una canción para llorar.
Según lo que quieras llorar…
Contigo, de Joaquín Sabina

Desapariciones, de Rubén Blades

Si pudieras meterte en una máquina del tiempo, ¿a qué época te gustaría viajar?
Nunca fui de los de «cualquier tiempo pasado fue mejor». Si pudiera elegir, iría al futuro, aunque siempre es tentador un Woodstock en el 69 o Las Vegas de Elvis.

Cosas que nunca se le deberían decir a un músico.
Nunca debes decir «Te pareces a…, Me recuerdas a…». No necesita que le digas «Eres el mejor». Cometerías un error diciendo: «Toma, ya me lo devolverás».

Tu rincón (confesable) favorito de Madrid.
Me encanta pasear por la Gran Vía. En cuestión de segundos, puedes sentirte un desgraciado o un tipo muy afortunado, hay mucho contraste y mucha excentricidad y, con todo ese bullicio, me resulta fácil encontrar mi sitio. También es muy divertido especular con los «¿De dónde vienen?» o «¿A dónde irán?».

Lanza una pregunta a nuestro próximo entrevistado.
«¿Eres de cuchara o tenedor?»
Ariel Rot te pregunta: un instrumento para perderse.
El sitar.

¿Cuál es el último concierto en el que has estado?
El último al que he ido: Nikki Hill. También vi el otro día una banda del trombonista Norman Hogue que me gustó. Por supuesto, toqué el otro día en una fiesta con un montón de grupos, de los que destaco a Border Caballero y La Naranja Blossom.

¿Qué te gustaría que te hubiéramos preguntado?
Si lo hago con la luz encendida o apagada.

¿Me sigues?

Beli

Periodista melómana, blogger, ortogramaniática. Amante de los viajes, los conciertos y, sobre todo, los viajes con conciertos. Libra, zurda, Beatlemaniac y Ravenclaw. En ocasiones hago webs. Llevo la sonrisa puesta por defecto.
¿Me sigues?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *