Algo tendrá Marwan

Marwan (pronunciado «Maruán») actúa prácticamente todos los meses en Madrid, concretamente en Galileo Galilei. Las ocasiones para verlo en la capital no son exclusivas: si se pierde la posibilidad un mes, ya se le verá al siguiente; sin presiones ni apuros. Sin embargo, el cantautor madrileño llena la mítica sala cada vez, cada mes, agotando las localidades en días y la reserva de mesas en horas. Es innegable que algo debe tener Marwan para llenar «la Galileo» hasta los topes cada vez que toca allí, ya sea martes, jueves o viernes de Halloween, como la última ocasión en que Madrid disfrutó de su música. Algo tendrá. Y quien escribe estas líneas así lo suscribe.

Texto e imágenes: Beli Jiménez

31 de octubre de 2014. Viernes. Halloween. Madrid. Distrito de Chamberí. A las 20:30h de la noche, una larga cola de gente espera pacientemente en la calle Galileo a que abran las puertas de la ya mencionada sala; algunos, incluso, van disfrazados, acordes con la celebración heredada de Estados Unidos. Un cartel en la puerta anuncia que se ha vendido la totalidad de las localidades disponibles para el espectáculo que dará comienzo alrededor de una hora más tarde. La decoración lumínica del escenario resulta familiar; «la Galileo» se viste así, por lo menos, una vez al mes. Cuando la gente ya ha terminado de ocupar las sillas a las mesas que tenían reservadas desde hacía una semana, aún quedan decenas de personas de pie, situándose en la zona de la barra, los pasillos y cualquier otro espacio susceptible de ser ocupado.

Cerca de las 21:30h, se apagan las luces de la sala, aunque nunca del todo; Alejandro Martínez se sienta al teclado, a un lado del escenario, y comienza a tocar; Quique Fuentes se cuelga una guitarra eléctrica al hombro y se sitúa al otro; Marwan aparece en escena, toma una guitarra acústica y, entre calurosos aplausos, empieza a cantar París.

La magia ha comenzado y en Galileo ya nadie pide truco o trato, sino más y más de esa magia, de la mano de quien esa noche mejor sabe emocionar con sus canciones, para luego hacer llorar de la risa con anécdotas o imitaciones, para seguir llegando a lo más hondo de las emociones con sus letras… y así todo el rato. Y en esa montaña rusa de sensaciones, las canciones se fueron sucediendo: Canción a mi padre, Animales, 15 minutos, Palabra por palabra, Carita de tonto, Puede ser que la conozcas, Cosas pendientes, Desde que duermes junto a mí, Adolescente… Porque una de las cosas que enganchan de Marwan es que no hay dos conciertos iguales, ni siquiera en cuanto a estructura se refiere.

Y así llegó uno de los momentos más especiales de la noche: cuando Rayden apareció en escena por sorpresa, hacia la mitad de En mi cabeza, para deleitar al público con la nueva y genial versión que han hecho del tema ambos artistas conjuntamente.

Tras la interpretación de Necesito un país y Ángeles, Marwan anunció la reciente publicación de la duodécima edición de su libro de poemas, La triste historia de tu cuerpo sobre el mío, e invitó al escenario a Carlos Miguel Cortés, más conocido como Turista en tu pelo, quien el próximo jueves 20 de noviembre presentará su libro, Intranerso, en la misma Galileo Galilei. Entre poema y poema que recitó Carlos, Marwan también regaló a los presentes su Continentes.

Encarando la recta final del concierto, el madrileño, el catalán y el vasco se despidieron con El chándal y Canción de autoayuda para reaparecer con un amago de Las cosas que no pude responder, que se acabó convirtiendo en Un día de éstos, para luego sí acabar con la canción que da nombre a su segundo trabajo discográfico.

Pues sí: Marwan tiene algo. Marwan tiene muchas cosas. Ver a Marwan en concierto en Madrid puede que no sea una oportunidad única, pero él hace única cada una de las oportunidades de verlo en concierto.

¿Me sigues?

Beli

Periodista melómana, blogger, ortogramaniática. Amante de los viajes, los conciertos y, sobre todo, los viajes con conciertos. Libra, zurda, Beatlemaniac y Ravenclaw. En ocasiones hago webs. Llevo la sonrisa puesta por defecto.
¿Me sigues?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *